Introduce el término de búsqueda

Té blanco (Camelia Sinensis)

El origen del té blanco se sitúa en la montañas húmedas del sureste de China. Su cultivo se extiende hoy en día al norte de la India, Ceilán, Indonesia y Japón. La infusión de sus hojas es la bebida más consumida del mundo, y su ofrecimiento es símbolo de amistas y hospitalidad.

El té blanco es a nivel externo aún más beneficioso que el verde. Se aprovechan las hojas o brotes tiernos del té, cuando aún están por abrirse y aparecen recubiertos de una densa pelusilla blanca, de ahí su nombre.

Propiedades

Tiene unas virtudes antioxidantes, regeneradoras, exfoliantes y depurativas.

En cosmética lo encontramos en multitud de productos como geles de baño, cremas, jabones y muchos otros.

 

Té blanco

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.