Introduce el término de búsqueda

C-H Ingredientes de la Cosmética Natural

C-H Ingredientes de la Cosmética Natural

Cacao

Ingredientes de la Cosmética Natural Cacao


C-H Ingredientes de la Cosmética Natural 

El cacaotero es un árbol siempre verde de unos 8 metros, con hojas ovales, flores amarillas en racimos y grandes semillas color pardo oscuro, el cacao, que es un preciado C-H ingrediente para la cosmética natural. Fue un alimento sagrado en las culturas azteca y maya de Centroamérica, de donde proviene, se tomaba en ceremonias solemnes.

Hoy en día el cacao se cultiva de forma extensiva sobre todo en el África occidental (Costa de Marfil, Ghana, Nigeria), pero también en Indonesia, Brasil, Colombia y México.

Tiene propiedades estimulantes y antioxidantes. Como buen ingrediente para la cosmética natural se utiliza la manteca de cacao, un aceite vegetal, con virtudes hidratantes, suavizaste, emolientes y depurativas. Una de sus cualidades es que se funde a la temperatura corporal por lo que se puede aplicar directamente.

Se presenta en forma de crema corporal y facial, leches limpiadoras, lápiz de labios, etc. Es muy válido para combatir arrugas y estrías, y como es sabido, para evitar que se agrieten los labios.

Ingredientes de la Cosmética Natural

Ingrediente para la cosmética natural

Ingrediente para la cosmética natural


La caléndula es una preciosa planta de jardín que puede llegar hasta los 50 cm. de alto, con hojas lanceoladas, sésiles y pilosas y llamativos capítulos florales de color amarillo naranja. En jardinería se crean numerosas variedades de esta planta, que es además uno de los principales recursos herbarios para el cuidado de la piel. Es un preciado ingrediente para la cosmética natural.

La caléndula tiene propiedades emolientes, antiinflamatorias, astringentes, antisépticas y cicatrizantes, y está especialmente indicado para tratar las impurezas de la piel como granos, eccemas, picaduras y quemaduras.

Se emplean los botones florales y el aceite que se obtiene de ellos por maceración en aceite vegetal puro, como el aceite de almendras, y también el aceite esencial obtenido por destilación al vapor.

Se presenta en forma de crema corporal, facial, jabones, geles de baño, repelentes de insectos, etc. Muy recomendado para cuidados infantiles.


El canelo es un árbol de la familia de las lauráceas, que alcanza unos 15 metros de alto, tiene la corteza pardo-grisácea, las hojas ovales y puntiagudas, flores amarillo-verdosas en panículas laxas y el fruto es una baya alargada, de forma elipsoidal. Es originario de la India y Sri Lanka, pero se cultiva en otras regiones tropicales como Brasil o Madagascar.

Se emplea en cosmética natural el aceite esencial que se obtiene por destilación de la corteza interior y la canela en polvo.

La canela tiene propiedades regeneradoras, hidrantes, emolientes, suavizaste y tónicas.

Se presenta en aceite esencial puro para baño o masaje en aromaterapia, o bien el extracto o la esencia como ingrediente de aceites corporales para masaje, lociones, perfumes, cremas corporales y geles de baño.


La citronela y la muy parecida hierba limón C. citratus son gramíneas de hojas largas en forma de cinta, que destacan por la intensa y penetrante fragancia alimonada que exhalan con sólo rasgarlas un poco. Es originaria de la India y de Sri Lanka, pero se planta en otros muchos lugares de clima tropical y subtropical como Centroamérica, Colombia, Indonesia, Vietnam e incluso las Islas Canarias.

En cosmética natural se utiliza sobretodo su rico aceite esencial, muy valorado también en aromaterapia.

Tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias, relevantes, regeneradoras, antisépticas y cicatrizantes, y se indica muy especialmente contra las picaduras de insectos y la migraña.

Se presenta el aceite esencial puro para masaje, baño o en difusor de ambiente, o bien integrado en lociones, repelentes de insectos y perfumes.


Es mas conocida como clavo de olor, una especia utilizada como condimento. Se trata del capullo floral del clavero, un árbol siempre verde originario de las Islas Molucas y las Filipinas.

Se utilizan estos capullos secos y el aceite esencial que por destilación se obtiene de ellos y se destina principalmente al cuidado de la boca y la dentadura, pero también para combatir el acné y las infecciones de hongos.

Tiene propiedades antisépticas, antibacterianas, antifúngicas y analgésicas.

En cosmética natural y aromaterapia se presenta el aceite esencial puro para masaje o baño, o bien integrado en dentríficos, elixires bucales, etc.


El cocotero o palma de coco es un árbol muy conocido, que para muchos simboliza la imagen de postal de una playa tropical. Se trata de una palmera de hasta 30 metros de alto, con las flores en canícula y los frutos grandes, recubiertos de fibra, con una pulpa blanca en su interior. Se cultiva de forma extensiva en Indonesia, India, Centroamérica y el África Occidental.

En cosmética natural se aprovecha la manteca de coco, un aceite vegetal muy sólido, que se obtiene de la pulpa seca del coco, la cual contiene hasta un 65% de aceite vegetal.

Tiene propiedades duermo-protectoras, vitamínicas, suavizaste, hidratantes, lubricantes y regeneradoras de la piel.

Se presenta en mascarilla capilar, crema corporal y de manos, jabones líquidos, gel de baño, bálsamo labial, champú, etc. generalmente asociado a otros ingredientes.


El germen de trigo es la parte activa o reproductora del grano y la que atesora mayor potencial energético. Normalmente se desecha en la elaboración y refinamiento de la harina, ya que se puede oxidar. Es una fuente privilegiada de vitamina E.

Se utiliza el aceite obtenido del germen de trigo por presión en frío. Es muy denso y pegajoso, de aroma fuerte, y no se puede aplicar directamente. Combinado con otras sustancias, actúa como conservante.

El germen de trigo tiene propiedades antioxidantes – frena la acción de los radicales libres sobre la piel-, regeneradoras, exfoliantes, hidratantes y suavizantes.

En cosmética natural se presenta en forma de aceite puro o bien integrado en aceites y cremas corporales, pomadas antiestrías, champús y lociones para el cabello, cremas de manos, etc.


El ginkgo es un árbol caducifolio, de hasta 30 metros de alto, con la copa estrecha y cónica, hojas en forma de abanico y flores masculinas y femeninas en pies diferentes -dioico-. Es el único representante vivo de una familia ya extinguida. Se localiza en estado salvaje en una reducida área montañosa al este de China. Se ha plantado mucho en parques, jardines y calles, a los que embellece por su espectacular coloración en otoño.

Se utiliza el extracto obtenido de las hojas.

El ginkgo tiene propiedades estimulantes, tónicas, antiinflamatorias, antialérgicas, venotónicas, vasodilatadoras y como protector capilar.

En cosmética natural aparece en forma de cremas, pomadas, champús y lociones capilares.



El girasol es una planta muy robusta, de hasta 3 metros de alto, con el tallo sin ramificaciones, hojas anchas, ovales y enormes capítulos florales amarillos. Procede de Sudamérica (Perú), pero se cultiva de forma extensiva en Europa como alimento para el ganado, para la elaboración de aceite y últimamente como fuente de combustibles.

Se utiliza el aceite obtenido de las semillas o pipas por prensado.

El girasol tiene propiedades regeneradoras, antioxidantes, vitamínicas, hidratantes, exfoliantes y emolientes.

Se presenta en cosmética natural como aceite puro para masaje, o bien integrado en aceites y leches corporales y faciales, en mascarillas, jabones, geles de baño, protectores, etc.


Conocida ya por los fenicios desde el 600 a.C. que la utilizaban para hacer jabón, la glicerina es un lípido que está presente en todos los aceites, grasas animales y vegetales. La glicerina vegetal es inodora y de sabor muy dulce.

Aunque la mayor parte de la glicerina que se obtiene y se usa en cosmética es de origen animal, en la cosmética natural debe ser íntegramente de origen vegetal, a base de aceite vegetales. Estos aceites se someten a un proceso de saponificación, del que se extrae glicerina y jabones.

La glicerina se mezcla bien con el agua y el alcohol, y se incorpora en la formulación de muchos cosméticos.

Tiene una gran capacidad para retener la humedad por lo que ayuda a la piel a mantenerse joven, retrasando la aparición de arrugas. También permite que el oxígeno llegue mejor a las células haciendo que estás se mantengan en buen estado.

La glicerina vegetal, al ser hipoalergénica y antibacaterial, es muy recomendada para el su uso en pieles con acné, pues las mantiene limpias e hidratadas sin agravar su estado y ayuda a mantener la limpieza de los poros y evitar más erupciones.

También es perfecta para cuidar el cuero cabelludo y el cabello, manteniendo su hidratación lo que evita las puntas abiertas y da un aspecto brillante a la melena.

La glicerina se presenta en jabones, geles, champús y cremas para el rostro y para el cuerpo.


El granado es un árbol de apenas 4 metros de alto, de copa ancha y enmarañada y ramas espinosas. Las hojas son oval-lanceoladas, de color verde claro brillante, las flores son acampanadas, de color rojo vivo y el fruto es globoso y duro, con numerosas semillas rojas en su interior, la granada. Originario de Asia Menor, se ha plantado en la cuenca mediterránea, donde se encuentra subespontáneo. El jugo de la granada se utiliza como tinte natural, y en Japón es muy habitual en los bonsais.

En fitoterapia y cosmética natural se emplea la corteza dura del fruto del granado.

Además de en cosmética, ha sido mu utilizada por la medicina tradicional para curar la tos, fiebres, cólicos y otras afecciones.

Investigaciones recientes apuntan que el consumo de su fruto aportan beneficios para afecciones cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Tiene propiedades astringentes, hemostáticas, antiinflamatorias, cicatrizantes, regeneradoras. La granada es rica en antioxidantes y potasio, calcio, magnesio, y vitamina C.

En cosmética natural se presenta en cremas corporales, cremas exfoliantes,  serums reafirmantes, contorno de ojos, cremas faciales, etc.


También llamado avellano de bruja, el hamamelis es un árbol caducifolio modesto, de apenas 6 metros de alto, con la corteza gris, las hojas alternas, de forma ovalada, con los márgenes ondulados, y flores amarillas compuestas de 4 pétalos finos y alargados. Se encuentra en el este de América del Norte, en ambientes húmedos, próximos a cursos de agua.

Se utilizan las hojas y las ramitas jóvenes, de las que se elaboran decocciones par lavados, tinturas y agua de hamamelis.

Tiene propiedades astringentes, hemostáticas, antihemorrágicas, antisépticas, antiinflamatorias, venotónicas y regeneradoras. Se aplica en casos de mala circulación sanguínea, flebitis, várices, hematomas, contusiones, quemaduras, heridas y urticarias.

En cosmética aparece en aguas limpiadoras, cremas hidratantes y reparadoras, champús, lociones y desodorantes.


La hiedra es una liana que se fija al tronco de los árboles o se extiende por el suelo del bosque. Tiene hojas alternas, duras y lustrosas, flores amarillas en umbrales densas y frutos esféricos, carnosos, de color negro. Es una planta bien conocida,  que vemos tapizando muros, en barrancos y bosques algo húmedos.

La hiedra crece en bosques y zonas sombrías de forma silvestre. También es muy utilizada para cubrir muros en casas y jardines en Europa y Asia.

Se aprovechan las hojas y los tallos, sólo para usos tópicos. Las bayas son muy tóxicas y no deben recolectarse.

Tiene propiedades  analgésicas, revitalizantes, lipolíticas y antibacterianas. Se considera un eficaz reductor de cúmulos de grasa corporal. El extracto de hiedra destaca por sus propiedades anticelulíticas, antiinflamatorias y purificantes.

En cosmética natural la hiedra se integra en cremas anticelulíticas, cremas corporales antiestrías, geles de baño y jabones.

hiperico


El hipérico es una planta herbácea, muy ramificada, de hojas elípticas, con muchas glándulas translúcidas, y flores amarillas agrupadas en panículas abiertas. Es muy común en prados y márgenes de caminos y está presente en toda Europa.

En uso externo se emplea el aceite de hipérico, que se prepara con las flores recién abiertas de esta planta, sometidas a maceración en aceite de oliva durante unos 10 días.

Tiene propiedades astringentes, antisépticas, antibacterianas, antivirales, cicatrizantes, vulnerarias, dermo-protectoras, regeneradoras e hidratantes. Está muy indicado sobre quemaduras, escaldaduras, heridas, llagas, acné, dermatitis, urticarias y pieles irritadas.

En cosmética natural se usa el aceite hipérico puro o como ingrediente de aceites corporales y faciales, jabones, champús, balsamos reparadores, etc.

INGREDIENTES DE LA COSMÉTICA NATURAL

Volver